¿Sabías que 1 de cada 10 niños en el mundo no tiene quién lo arrope a la hora de dormir?

Aldeas Infantiles SOS estima que aproximadamente 220 millones de niños en el mundo * crecen sin la protección de una familia o están en riesgo de perderla. Dejá tu firma en el formulario que está más abajo y trabajemos juntos para cambiar esta realidad.
*(Fuente estudio Child at Risk realizado por la organización en 2016).

Paso 1
Paso 1
Completá
el formulario.
Paso 2
Paso 2
Compartí en tus redes sociales utilizando #NINGÚNNIÑOSOLO.

Ningún niño nace para crecer solo

Este 20 de Noviembre, Día Internacional de los Derechos del Niño, la organización lanza la campaña internacional “Ningún niño nace para crecer solo”, para alertar sobre este tema y promover que se destinen todos los esfuerzos necesarios para asegurar el derecho de los niños a vivir en familia.

La familia tiene un papel preponderante en la garantía del cuidado, bienestar y protección de los niños, por ser el espacio natural para su crecimiento y desarrollo, particularmente en sus primeras etapas de vida. La familia representa el mejor lugar para que los niños crezcan. Sin entornos protectores que promuevan el desarrollo de las capacidades y competencias de los niños, su integridad personal y desarrollo integral está en riesgo. Además, sus posibilidades de vivir una vida adulta de forma autónoma, segura y responsable, a la que tienen derecho, decrecen considerablemente.

Mirá el video de la campaña y compártelo.

Vos podés ayudar a cambiar esta realidad. Dejá tu firma.

¿Qué hacemos en Aldeas Infantiles SOS?

En Aldeas Infantiles SOS trabajamos por el derecho de los niños a vivir en familia. Acompañamos y trabajamos con aquellas familias que están en riesgo de perder el cuidado de sus hijos, fortaleciendo sus capacidades y asegurando que los niños crezcan en entornos seguros y protectores. A su vez, acogemos a los niños que perdieron el cuidado de sus familias, brindándoles cuidado y un hogar afectuoso mientras se trabaja en la revinculación con su familia biológica.